Miércoles, 28 Noviembre 2007

Al C***** ALL




Tengo la garganta rasposa al borde del llanto, esa vil sensibilidad…

Mi cuerpo entero, una olla a punto de resquebrajarse y tengo la intención más bien el deseo, de sentirme solo…


¿Por qué no? Hundirme en mi propia infinitud, en esa desgracia, que años atrás, me parecía tan atractiva y excitante... pero desde que tu sonrisa apareció, allí, en mi atmósfera de mudo imbécil,


provocó la disociación,

de improviso era arena en cada paso seco


y quién sabe por qué mágico destello y extraño respiro de mi mismo…
tú le diste consistencia, otredad y sentido a mi yo, plagado de constante asfixia …


Pero ahora… y esto no significa en lo absoluto, que te ame menos

o que se me halla hecho un hábito… el verte cada mañana, hermosa como siempre…

Es sólo que necesito saber que ese muerto querido, esta acá…

Esperándome, cálido, en el nicho de mi propia miseria...


daniel
Página 1 de 1. Total : 1 Artículos.