Miércoles, 6 Febrero 2008

Taller de Comics



taller


Me reuní con Edgar Lara uno de los directores, vocero y dibujante del taller de comics Engranaje, actualmente este grupo cuenta con 10 miembros estables y por sorpréndete que parezca, para un arte tan alicaído en nuestra región como el noveno, mejor conocido por todos como comic book o historietas, ellos pueden, sin remilgos jactarse de realizar en Arica, un aporte y honesta lid desde el año 1994 cuando se llamaban simplemente Taller de comics.

Han pasado casi 15 años desde sus primeros pasos al servicio de las viñetas y bocadillos, lo cual es digno de diseccionar y explicar al público y potenciales lectores de sus creaciones.

Lo primero que quedo claro en la entrevista, fue el ánimo contestatario e independiente del grupo. Ellos están conscientes de que el comic en Chile esta en pañales lo cual los coloca en una posición comprometida y poco favorable, más aún si consideramos su locación: El extremo norte de un país, seriamente centralizado y la falta de conocimiento que hay con respecto a este oficio. Actualmente somos la retaguardia del arte en Chile, lo cual no quiere decir que en esta delgada franja, no se realicen proyectos y empresas creativas en torno al dibujo y guión, sin embargo, si somos francos, cuando la gente piensa directamente en comics, salta al instante la imagen de Pepo o en su defecto Barrabases. Lo cual es valido, empero, el mundo de los comics es más amplio que lo que atañe al continente del humor y divertimento infantil. Es todo un universo multigenérico y practicado con diferentes intenciones y resultados, por más de un siglo, alrededor del mundo. Hay comic de ciencia ficción, terror, policial, político, de sátira social y como olvidar las llamadas novelas gráficas. De esta forma al igual que en el cine, podemos encontrar una vertiente comercial, lo que en este caso, correspondería a las grandes compañías que forman la industria norteamericana, donde existe una cultura y consumo en torno a los comics sin que esto sea visto como restrictivamente infantil. Por ejemplo esta DC, casa de Superman y Batman o Marvel dueña de Spiderman y los X-Men. En paralelo tenemos el comic de autor, historias adultas y profundas que no tienen nada que envidiar a la literatura. Historias como Maus, Fax from Sarajevo, Sin City y las que son publicadas bajo la línea Vértigo, también de Detective Comics. Títulos como Preacher, V de Vendetta, Sandman y como olvidar en este recuento, el recordado dossier Zona 84.

Además no hay que ignorar esta distinción al interior de nuestras fronteras. A través de los diversos intentos que hemos visto a lo largo de los años. Trauko, sería una muestra del comic que apuesta por ciertos temas oscuros, introspectivos o llanamente adultos, mientras que Diablo una especie de vigilante demoníaco o el Brujo de más reciente data, buscan enraizarse en el espectro familiar del superhéroe.

Tanta información me llevo a una pregunta evidente, en qué línea de creación se ubica Engranaje y si tomamos en cuenta el boom, que en la ultima década tuvo en nuestro país por encima del comic europeo o norteamericano, el manga, qué estilo privilegian como taller.

Edgar dijo que ellos eran receptivos a toda manifestación por parte de sus integrantes, de hecho al interior del taller hay personas que tienen como influencia el manga y anime mientras que otros siguen a Manara, Moebius o las historietas con que crecieron, cortesía de editoriales españolas como Zinco y argentinas como Perfil. De manera que el principal compromiso y quizá imposición tacita que sostienen, es ser consecuentes y comprometidos con el noveno arte.
Ver esto como lo hacen los músicos, escritores de literatura, o la gente de danza, el lápiz y sus manos son sus herramientas y el papel que recibe su interpretación o ficcionalización de la realidad, el vértice donde converge la sensibilidad creativa. Ellos sienten que es necesario borrar el prejuicio y continuar en el empeño. Saben que es un camino abrupto, empinado y desconocido. Por lo mismo, muy pocas veces recorrido y por lo general interrumpido por la falta de apoyo y el cansancio y desmotivación de quienes lo emprenden.

Quince años entonces, es la divisa que tienen para avalarlos.

Edgar en este apartado fue bastante humilde y reconoció que no es un logro unitario sino de un grupo basto y que vio surgir a numerosos talentos en Arica, algunos aún continúan en la tentativa, nombró entre sus contertulios a Esteban Morales (Fideo), Eduardo Rojas (Seeker), Rafael Rojas(Zero Sen),Edgar Loza(Pen Pen) y Jenny Choquechambe (Matsurí) entre otros. Ellos reconocen ser la tercera generación de lo que empezó en el noventa y cuatro en la calle General Lagos y que tuvo seis revistas y un fanzine paralelo llamado Kappa el cual aportó con dos números, esta primera etapa estaba formada principalmente por gente de la universidad y algunos escolares de media, luego vendría la segunda etapa con un contingente más joven pero que no tuvo problema para sacar una muestra de su trabajo llamada Neo-Jote y sostenerse hasta dar origen en el 2005 a la agrupación actual, El Engranaje, que reúne a gente de los dos periodos que la anteceden y que a la fecha cuenta entre sus logros, la participación en actividades como el Cotakuno en el 2007 o la co-organización del primer encuentro de Comics, junto con el sistema de bibliotecas y la municipalidad. Además de la publicación de su revista autofinanciada Paranoia, que anuncia su pronta tercera entrega.

Otros proyectos, además de nuevas incursiones en la incipiente pero nunca ausente escena local, en torno a esta vía de expresión, son su foro,
la página del taller de comics que el público puede visitar y el magazine on line de comic, cine y música: Nova Express. Edgar me contó también que se hallan en un proceso de reestructuración después de haber realizado el taller en la universidad. Estamos trabajando de manera under con la gente que integra el núcleo del Engranaje. Por tanto, para contactarse con ellos lo mejor es estar atentos a la página y participar del foro , en el cual además encontraran respuesta directa y las noticias más importantes sobre ellos y sus proyectos.

Antes de despedirme le pregunte cómo ven ellos el presente y futuro del comic en la ciudad.


Me dijo que a veces parece una tarea solitaria y alucinada, sin embargo de vez en cuando, aparecen diversos focos que también intentan aportar con su grano de arena al comic local y por que no, nacional.

A lo largo del país, cada cierto tiempo hay un revival, como el caso de Héroes, que contaba con dos dibujantes de Arica uno de ellos Iván Llanos que formó parte de la primera generación del Taller de Comics y que llegó a publicar en Estados Unidos. Lo importante en esa medida, sería no dejar morir dichas tentativas y contribuir a la maduración de este arte que ha conseguido a través de los años, importantes logros desde la presentación de sus trabajos finales, dibujo, tintas, coloreado y edición como en la autoconciencia de que algo se puede hacer y que hay un genuino interés, un público en ciernes y otro consumado que hace mucho se nutre del comic foráneo y que estaría receptivo a un producto nacional si este sostuviera calidad en dibujo y guiones.

Engranaje trata de mantenerse receptivo y como dicen, al pie del cañón en esta dificultosa pero gratificante tarea que es apostar por el arte en Chile.



Autor: Daniel Rojas Pachas



Daniel Rojas. escritor chileno, poeta arica, poeta ariqueño, delusión, música histórica, daniel rojas pachas, carrollera, poesía arica



  • Publicado: Miércoles, 6 Febrero 2008 10:17:07 GMT
  • En: No Categorizado
  • Permaenlace: Taller de Comics
  • Comentarios: 2
  • Leído 2850 veces.
Página 1 de 1. Total : 1 Artículos.