Noviembre, 2009

¿FUE UN SUEÑO?


Guy de Maupassant (Francia, 1850-1893) ¿FUE UN SUEÑO?

¿POR QUÉ SE ama? ¿Por qué se ama? Cuán extraño es ver un solo ser en el mundo, tener un solo pensamiento en el cerebro, un solo deseo en el corazón y un solo nombre en los labios... un nombre que asciende continuamente, como el agua de un manantial, desde las profundidades del alma hasta los labios, un nombre que se repite una y otra vez, que se susurra incesantemente, en todas partes, como una plegaria.

Voy a contaros nuestra historia, ya que el amor sólo tiene una, que es siempre la misma. La conocí y viví de su ternura, de sus caricias, de sus palabras, en sus brazos tan absolutamente envuelto, atado y absorbido por todo lo que procedía de ella, que no me importaba ya si era de día o de noche, ni si estaba muerto o vivo, en este nuestro antiguo mundo.
Y luego ella murió. ¿Cómo? No lo sé; hace tiempo que no sé nada. Pero una noche llegó a casa muy mojada, porque estaba lloviendo intensamente, y al día siguiente tosía, y tosió durante una semana, y tuvo que guardar cama. No recuerdo ahora lo que ocurrió, pero los médicos llegaron, escribieron y se marcharon. Se compraron medicinas, y algunas mujeres se las hicieron beber. Sus manos estaban muy calientes, sus sienes ardían y sus ojos estaban brillantes y tristes. Cuando yo le hablaba me contestaba, pero no recuerdo lo que decíamos. ¡Lo he olvidado todo, todo, todo! Ella murió, y recuerdo perfectamente su leve, débil suspiro. La enfermera dijo: “¡Ah!” ¡y yo comprendí! ¡Y yo comprendí!
Me consultaron acerca del entierro pero no recuerdo nada de lo que dijeron, aunque sí recuerdo el ataúd y el sonido del martillo cuando clavaban la tapa, encerrándola a ella dentro. ¡Oh! ¡Dios mío! ¡Dios mío!
¡Ella estaba enterrada! ¡Enterrada! ¡Ella! ¡En aquel agujero! Vinieron algunas personas... mujeres amigas. Me marché de allí corriendo. Corrí y luego anduve a través de las calles, regresé a casa y al día siguiente emprendí un viaje.
Ayer regresé a París, y cuando vi de nuevo mi habitación —nuestra habitación, nuestra cama, nuestros muebles, todo lo que queda de la vida de un ser humano después de su muerte—, me invadió tal oleada de nostalgia y de pesar, que sentí deseos de abrir la ventana y de arrojarme a la calle. No podía permanecer ya entre aquellas cosas, entre aquellas paredes que la habían encerrado y la habían cogijado, que conservaban un millar de átomos de ella, de su piel y de su aliento, en sus imperceptibles grietas. Cogí mi sombrero para marcharme, y antes de llegar a la puerta pasé junto al gran espejo del vestíbulo, el espejo que ella había colocado allí para poder contemplarse todos los días de la cabeza a los pies, en el momento de salir, para ver si lo que llevaba le caía bien, y era lindo, desde sus pequeños zapatos hasta su sombrero.
Me detuve delante de aquel espejo en el cual se había contemplado ella tantas veces... tantas veces, tantas veces, que el espejo tendría que haber conservado su imagen. Estaba allí de pie, temblando, con los ojos clavados en el cristal —en aquel liso, enorme, vacío cristal— que la había contenido por entero y la había poseído tanto como yo, tanto como mis apasionadas miradas. Sentí como si amara a aquel cristal. Lo toqué; estaba frío. ¡Oh, el recuerdo! ¡Triste espejo, ardiente espejo, horrible espejo, que haces sufrir tales tormentos a los hombres! ¡Dichoso el hombre cuyo corazón olvida todo lo que ha contenido, todo lo que ha pasado delante de él, todo lo que se ha mirado a sí mismo en él o ha sido reflejado en su afecto, en su amor! ¡Cuánto sufro!
Me marché sin saberlo, sin desearlo, hacia el cementerio. Encontré su sencilla tumba, una cruz de mármol blanco, con esta breve inscripción:
«Amó, fue amada, y murió.»
¡Ella está ahí debajo, descompuesta! ¡Qué horrible! Sollocé con la frente apoyada en el suelo, y permanecí allí mucho tiempo, mucho tiempo. Luego vi que estaba oscureciendo, y un extraño y loco deseo, el deseo de un amante desesperado, me invadió. Deseé pasar la noche, la última noche, llorando sobre su tumba. Pero podían verme y echarme del cementerio. ¿Qué hacer? Buscando una solución, me puse en pie y empecé a vagabundear por aquella ciudad de la muerte. Anduve y anduve. Qué pequeña es esta ciudad comparada con la otra, la ciudad en la cual vivimos. Y, sin embargo, no son muchos más numerosos los muertos que los vivos. Nosotros necesitamos grandes casas, anchas calles y mucho espacio para las cuatro generaciones que ven la luz del día al mismo tiempo, beber agua del manantial y vino de las vides, y comer pan de las llanuras.
¡Y para todas estas generaciones de los muertos, para todos los muertos que nos han precedido, aquí no hay apenas nada, apenas nada! La tierra se los lleva, y el olvido los borra. ¡Adiós!
Al final del cementerio, me di cuenta repentinamente de que estaba en la parte más antigua, donde los que murieron hace tiempo están mezclados con la tierra, donde las propias cruces están podridas, donde posiblemente enterrarán a los que lleguen mañana. Está llena de rosales que nadie ciuda, de altos y oscuros cipreses; un triste y hermoso jardín alimentado con carne humana.
Yo estaba solo, completamente solo. De modo que me acurruqué debajo de un árbol y me escondí entre las frondosas y sombrías ramas. Esperé, agarrándome al tronco como un náufrago se agarra a una tabla.
Cuando la luz diurna desapareció del todo, abandoné el refugio y eché a andar suavemente, lentamente, silenciosamente, hacia aquel terreno lleno de muertos. Anduve de un lado para otro, pero no conseguí encontrar de nuevo la tumba de mi amada. Avancé con los brazos extendidos, chocando contra las tumbas con mis manos, mis pies, mis rodillas, mi pecho, incluso con mi cabeza, sin conseguir encontrarla. Anduve a tientas como un ciego buscando su camino. Toqué las lápidas, las cruces, las verjas de hierro, las coronas de metal y las coronas de flores marchitas. Leí los nombres con mis dedos pasándolos por encima de las letras. ¡Qué noche! ¡Qué noche! ¡Y no pude encontrarla!
No había luna. ¡Qué noche! Estaba asustado, terriblemente asustado, en aquellos angostos senderos entre dos hileras de tumbas. ¡Tumbas! ¡Tumbas! ¡Tumbas! ¡Sólo Tumbas! A mi derecha, a la izquierda, delante de mí, a mi alrededor, en todas partes había tumbas. Me senté en una de ellas, ya que no podía seguir andando. Mis rodillas empezaron a doblarse. ¡Pude oír los latidos de mi corazón! Y oí algo más. ¿Qué? Un ruido confuso, indefinible. ¿Estaba el ruido en mi cabeza, en la impenetrable noche, o debajo de la misteriosa tierra, la tierra sembrada de cadáveres humanos? Miré a mi alrededor, pero no puedo decir cuánto tiempo permanecí allí. Estaba paralizado de terror, helado de espanto, dispuesto a morir.
Súbitamente, tuve la impresión de que la losa de mármol sobre la cual estaba sentado se estaba moviendo. Se estaba moviendo, desde luego, como si alguien tratara de levantarla. Di un salto que me llevó hasta una tumba vecina, y vi, sí, vi claramente como se levantaba la losa sobre la cual estaba sentado. Luego apareció el muerto, un esqueleto desnudo, empujando la losa desde abajo con su encorvada espalda. Lo vi claramente, a pesar de que la noche estaba oscura. En la cruz pude leer:
«Aquí yace Jacques Olivant, que murió a la edad de cincuenta y un años. Amó a su familia, fue bueno y honrado y murió en la gracia de Dios.»
El muerto leyó también lo que había escrito en la lápida. Luego cogió una piedra del sendero, una piedra pequeña y puntiaguda, y empezó a rascar las letras con sumo cuidado. Las borró lentamente, y con las cuencas de sus ojos contempló el lugar donde habían estado grabadas. A continuación con la punta del hueso de lo que había sido su dedo índice, escribió en letras luminosas, como las líneas que los chiquillos trazan en las paredes con una piedra de fósforo:
«Aquí yace Jacques Olivant, que murió a la edad de cincuenta y un años. Mató a su padre a disgustos, porque deseaba heredar su fortuna; torturó a su esposa, atormentó a sus hijos, engañó a sus vecinos, robó todo lo que pudo, y murió en pecado mortal.»
Cuando hubo terminado de escribir, el muerto se quedó inmóvil, contemplando su obra. Al mirar a mi alrededor vi que todas las tumbas estaban abiertas, que todos los muertos habían salido de ellas y que todos habían borrado las líneas que sus parientes habían grabado en las lápidas, sustituyéndolas por la verdad. Y vi que todos habían sido atormentadores de sus vecinos, maliciosos, deshonestos, hipócritas, embusteros, ruines, calumniadores, envidiosos; que habían robado, engañado, y habían cometido los peores delitos; aquellos buenos padres, aquellas fieles esposas, aquellos hijos devotos, aquellas hijas castas, aquellos honrados comerciantes, aquellos hombres y mujeres que fueron llamados irreprochables. Todos ellos estaban escribiendo al mismo tiempo la verdad, la terrible y sagrada verdad, la cual todo el mundo ignoraba, o fingía ignorar, mientras estaban vivos.
Pensé que también ella había escrito algo en su tumba. Y ahora, corriendo sin miedo entre los ataúdes medio abiertos, entre los cadáveres y esqueletos, fui hacia ella, convencido que la encontraría inmediatamente. La reconocí al instante sin ver su rostro, el cual estaba cubierto por un velo negro; y en la cruz de mármol donde poco antes había leído:
«Amó, fue amada, y murió.»
Ahora leí:
«Habiendo salido un día de lluvia para engañar a su amante, pilló una pulmonía y murió.»
Parece que me encontraron al romper el día, tendido sobre la tumba, sin conocimiento.



Participación en punto de encuentro: Lecturas en el Café Zeit - Tacna


Participación en punto de encuentro: Lecturas en el Café Zeit - Tacna


En torno al primer encuentro de escritores de Antofagasta.

En torno al primer encuentro de escritores de Antofagasta.

por Daniel Rojas Pachas.

El pasado 18 de noviembre se realizó en Antofagasta el primer encuentro de escritores organizado por la biblioteca municipal 122, este evento contó con el apoyo del académico y ensayista Sergio Gaytán y los escritores Rodrigo Ramos y Patricio Jara. Se destaca la variada muestra de autores que participó. Esta incluía a dos premios nacionales de literatura José Miguel Varas y Raúl Zurita, el destacado poeta Floridor Pérez, la autora Nona Fernández, Pablo Azocar que presentó su poemario –El placer de los demás- y el autor de la novela “Tubab” Beltrán Mena. Hay que destacar que el norte grande también estuvo presente a través de las voces de Miguel Morales (El Tipógrafo Huraño) la escritora de Iquique Cecilia Castillo y quien redacta Daniel Rojas Pachas desde Arica. El diálogo con el público fue fluido siendo lo más interesante el doble carácter descentralizador del proyecto.


Por una parte se valora el reunir en el norte a un número considerable de consagrados y emergentes interactuando maratónicamente con un publico no menos diverso, adultos mayores, jóvenes universitarios así como adolescentes y escolares de básica ávidos por empaparse de la cultura literaria de su país y en una segunda medida y no menos importante, la inteligencia en la selección de poetas, narradores y ensayistas lo cual privilegia una multiplicidad de géneros y trayectorias que demuestra como en todo Chile se vienen creando proyectos escriturales interesantes que integran estilos, estrategias discursivas, códigos y medios variados, la prueba está en la presentación de los invitados. Los participes en este sentido aportaron al entregar una visión panorámica y pluralista de la literatura que nace dentro de está región de América. José Miguel Varas compartió la lectura de su relato La Huachita que da titulo a su colección de cuentos, imprimiendo toda su experiencia en locución, Zurita respondió agudamente revelando en la lectura la conexión intertextual de sus poemas con los sueños de Kurosawa, Beltrán Mena mostró la lábil frontera entre la narrativa y la crónica de viaje, Nona por su parte, mostró parte de Av. 10 de Julio Huamachuco conectando la urbe y sus edificaciones como base para el imaginario narrativo y nos iluminó con respecto a su trabajo como guionista de teleseries, la poesía de Floridor galopó al ritmo de la cueca y la de Cecilia Castillo expuso las bondades del bolero, otra parte de la actividad buscó dialogar en torno a la irrupción de las nuevas tecnologías en la construcción de una obra y su difusión; nueva mirada para la identidad nacional y regional, en ese ámbito se destaca el proyecto Alto Hospicio de Rodrigo Ramos y la Revista Cinosargo de Daniel Rojas, en definitiva este primer encuentro que esperamos se mantenga en el tiempo, resulta un gran incentivo para el público lector pues presentó voces que están vigentes y aportando al gran edificio que constituye la literatura nacional.




Estrenamos el número XI de la revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.

Estrenamos el número XI de la revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.

Edición de octubre

Leer o descargar

Números anteriores

Estrenamos el número X de la revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.
Edición de Septiembre

Leer o descargar

Número IX de la revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.

Leer o Descargar

Estrenamos el número VIII de la revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.

Leer o descargar.

Séptima edición de La revista la Santísima Trinidad

23-5-2009 10.5.2 1.jpg

20-4-2009 5.4.12 1.jpg

Cuarta edición de La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas.

12-3-2009 10.3.55 1.jpg

Tercera edición de La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas.

7-2-2009 23.2.7 1.jpg

Segunda edición de La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas.

Estrenamos la primera edición de La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas. Leer o descargar

Estrenamos el número XVII de revista Cinosargo - edición de octubre del 2009

Estrenamos el número XVII de revista Cinosargo - edición de octubre del 2009

Leer o descargar

Números anteriores

Estrenamos el número XVI de revista Cinosargo edición septiembre del 2009

Leer o descargar

NÚMEROS ANTERIORES

Estrenamos el número XV de Revista Cinosargo.

Leer o Descargar.

CINOSARGO EDICIÓN DE JULIO DEL 2009

NÚMERO XIV

LEER O DESCARGAR.

CINOSARGO EDICIÓN DE JUNIO DEL 2009 NÚMERO XIII

LEER o DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE MAYO DEL 2009 NÚMERO XII LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE ABRIL DEL 2009 NÚMERO XI LEER o DESCARGAR.

CINOSARGO EDICIÓN DE MARZO DEL 2009 NÚMEROX LEER O DESCARGAR.

CINOSARGO EDICIÓN DE FEBRERO DEL 2009 NÚMERO IX LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE ENERO DEL 2009 NÚMERO VIII LEER o DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE DICIEMBRE DEL 2008 NÚMERO VII LEER o DESCARGAR.

CINOSARGO EDICIÓN DE NOVIEMBRE DEL 2008 NÚMERO VI LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE OCTUBRE DEL 2008 NÚMERO V. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE SEPTIEMBRE DEL 2008 NÚMERO IV. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE AGOSTO DEL 2008 NÚMERO III. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE JULIO 2008 NÚMERO II. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE JUNIO 2008 NÚMERO I. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN MAYO 2008 NÚMERO 0. LEER O DESCARGAR.

ESPECIALES DE POESÍA.

25-4-2009 9.4.59 2.jpg

Cuarta edición especial de poesía de Revista Cinosargo Marzo del 2009 Año I leer o descargar

17-3-2009 20.3.56 1.jpg

Tercera edición especial de poesía de Revista Cinosargo Febrero del 2009 Año I Leer o descargar

8-2-2009 10.2.30 1.jpg

Segunda edición especial de poesía de Revista Cinosargo Enero del 2009 Año I Leer o descargar

Ediciones especiales de Revista Cinosargo, Poesía publicada en Diciembre del 2008

Leer o Descargar

“¡No son más que signos convencionales!”



“¿De qué sirven los polos, los ecuadores,

los trópicos, las zonas y los meridianos de Mercator?

Así gritaba el capitán. Y la tripulación respondía:

“¡No son más que signos convencionales!”



“¡Otros mapas tienen formas, con sus islas y sus cabos!

¡Pero hemos de agradecer a nuestro valiente capitán

el habernos traído el mejor —añadían—,

uno perfecto y absolutamente en blanco!”


(Fragmento de La Caza del Snark de Lewis Carroll)



Daniel Rojas Pachas en: PUNTO DE ENCUENTRO, ESCRITORES DE TACNA Y ARICA CAFE ZEIT‏

Muy estimados amigos

Gracias a sus continuas preguntas sobre ¿Cuándo volverán los jueves de bohemia en el Café Zeit?, bueno, aquí estamos: con un ristre en la mano, mejor dicho, con amigos de la literatura de la frontera de Perú y Chile. Para empezar nuevamente, para reunirnos y conversar.

Esta reunión es el primer Punto de encuentro (nuevos escritores de Arica y Tacna), donde participarán Daniel Rojas Pachas (Chile), Ingrid Caferatta y Mario Carazas (Perú). Con ellos conversaremos de la literatura en el norte chileno y sur peruano, de sus inquietudes y terminamos con la lectura de sus producciones literarias. Todo esto se realizará el jueves 19 de noviembre del presente año, en el Café Zeit, calle Destua Nro. 150 (Frente a la Reniec), a las 7.30pm. El ingreso es libre.

Favor de difundir.

Daniel Rojas Pachas en el primer encuentro de escritores en Antofagasta

El Encuentro de Escritores de Antofagasta, para algunos ya es un hecho histórico, por varias razones. Es el primero que se organiza en el siglo XXI; nunca antes se había logrado la participación de dos premios nacionales, juntos, en Antofagasta; que juntará a escritores consagrados y otros realmente emergentes; que se consiguiera a la guionista de una teleserie de destacado rating (la misma de Iorana, Alguien te mira, y la reciente ¿Dónde está Elisa?).
La lectura de poemas y experiencia literaria de los autores, se podrá escuchar en vivo y en directo, este miércoles, en el Salón de la I.Municipalidad (cerca del Líder, y no Casa de la Cultura), entre las 09.00 y las 16.30 hrs. Están todos y todas invitadas. Es gratuito y no se requiere de invitación previa. Es decir, es altamente democrática. Algo del quién es quién.
Raúl Zurita: tiene su frase “Ni pena ni miedo”, a la entrada de Antofagasta, sólo se puede ver desde un avión; sus textos iniciales hablaron del desierto de Atacama; sería la quinta vez, si la memoria no falla, que leerá en Antofagasta; por contrato, el primer semestre académico universitario lo realiza en Boston y Nueva York.
Vieja gloria de las letras chilenas es José Miguel Varas. El exilio lo pasó en Rusia, desde donde creó el programa Escucha Chile; dirigió también la revista de cultura “Rocinante”.
Pablo Azócar, de novelista se pasó a poeta, hizo casi el trabajo al revés; es también periodista. Su última obra, El placer de los demás (2008).
Beltrán Mena es académico universitario (le enseña a los médicos a dictar cátedra) y novelista. Su primera obra es Tubab, producto de sus viajes a África (Tubab, significa extranjero). Floridor Pérez es, en términos hípicos: carrera corrida; en términos agropecuarios: sandía calá; es hombre de experiencia y muchos libros. Uno de sus más reciente, la traducción de sus poemas al alemán. Nona Fernández (en la foto), la guionista de mayor éxito en la TV chilena. Basta nombrar una sóla, en compañía de Pablo Illanes, para la versión chilenad e: ¿Dónde está Elisa? De Arica, Daniel Rojas Pachas, poeta y crítico literario que se las trae. Escritores, cuídense de él (o háganse sus amigos).
De Iquique, la poeta y académica universitaria, Cecilia Castillo (además, es linda, como persona, mal pensados). Locales, a la bajada, sin explicaciones: ¡Plop! de Rivera Letelier, la palabra la tienen Miguel Morales Fuentes, el tipógrafo huraño; Rodrigo Ramos, periodista cultural y novelista; y el “viejo” Sergio Gaytán. Vayan a ver a estos escritores. Compartan con ellos. Escuchen su palabra. Léanlos, si les es posible.
Por Sergio Gaytán M.

Estrenamos el número XVI de revista Cinosargo edición septiembre del 2009

Estrenamos el número XVI de revista Cinosargo edición septiembre del 2009

Leer o descargar

NÚMEROS ANTERIORES

Estrenamos el número XV de Revista Cinosargo.

Leer o Descargar.

CINOSARGO EDICIÓN DE JULIO DEL 2009

NÚMERO XIV

LEER O DESCARGAR.

CINOSARGO EDICIÓN DE JUNIO DEL 2009 NÚMERO XIII

LEER o DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE MAYO DEL 2009 NÚMERO XII LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE ABRIL DEL 2009 NÚMERO XI LEER o DESCARGAR.

CINOSARGO EDICIÓN DE MARZO DEL 2009 NÚMEROX LEER O DESCARGAR.

CINOSARGO EDICIÓN DE FEBRERO DEL 2009 NÚMERO IX LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE ENERO DEL 2009 NÚMERO VIII LEER o DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE DICIEMBRE DEL 2008 NÚMERO VII LEER o DESCARGAR.

CINOSARGO EDICIÓN DE NOVIEMBRE DEL 2008 NÚMERO VI LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE OCTUBRE DEL 2008 NÚMERO V. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE SEPTIEMBRE DEL 2008 NÚMERO IV. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE AGOSTO DEL 2008 NÚMERO III. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE JULIO 2008 NÚMERO II. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN DE JUNIO 2008 NÚMERO I. LEER O DESCARGAR

CINOSARGO EDICIÓN MAYO 2008 NÚMERO 0. LEER O DESCARGAR.

ESPECIALES DE POESÍA.

25-4-2009 9.4.59 2.jpg

Cuarta edición especial de poesía de Revista Cinosargo Marzo del 2009 Año I leer o descargar

17-3-2009 20.3.56 1.jpg

Tercera edición especial de poesía de Revista Cinosargo Febrero del 2009 Año I Leer o descargar

8-2-2009 10.2.30 1.jpg

Segunda edición especial de poesía de Revista Cinosargo Enero del 2009 Año I Leer o descargar

Ediciones especiales de Revista Cinosargo, Poesía publicada en Diciembre del 2008

Leer o Descargar

Estrenamos el número X de La Santísima Trinidad edición de septiembre del 2009

Leer o descargar

EDITORIAL.

LA SANTÍSIMA LLEGA CON UN DESFASE INCREIBLE PRODUCTO DE LAS ACTIVIDADES LITERARIAS Y VIAJES DEL GRUPO CINOSARGO, SIN EMBARGO COMO SIEMPRE ENTREGAMOS EL 101 POR CIENTO DE NUESTRO TRABAJO PARA DIFUNDIR LAS LETRAS CHILENAS... EN EL LLAMADO MES DE LA PATRIA TRAEMOS UN VARIADO CONJUNTO DE ARTÍCULOS, ARTURO VOLANTINES NOS HABLA DE ROMEO MURGA Y LA FAE(NACIÓN) DEL MUNDO, URSULA STARKE EXPONE EN TORNO A GABRIELA MISTRAL EL GRAN MIEDO QUE GENERA LA POETA DENTRO DE UN PAÍS AÚN NO PREPARADO PARA SU GENIO... CARLOS HENRICKSON EXPONE SU VISIÓN ACERCA DE RASO Y POCO ME IMPORTA DE ANDRÉS FLORIT, LAS PLAYAS CRUCIFICAN DE ACUERDO A CARLOS MARCHANT Y RODRIGO RAMOS BAÑADOS NOS CUENTA UN POCO SOBRE LAS JORNADAS DE FOMENTO A LA LECTURA QUE EDICIONES CINOSARGO REALIZÓ EN ARICA... REVISAMOS LA CULTURA SALITRERA DESDE LAS CAJETILLAS DE CIGARRO GRACIAS A RERIPI Y RODRIGO ROJAS SE INTRODUCE EN LAS FAUCES DE ALTO HOSPICIO, LA NOVELA DEL ATREVIMIENTO. ANITA MONTROSIS A SU VEZ, NOS HABLA DE LA POESÍA DE LOS OCHENTA POR MEDIO DE LA ANTOLOGÍA FIN DE SIGLO Y EL PÁJARO VERDE DE JUAN EMAR EMPRENDE VUELO EN EL ENSAYO DE VIOLETA VALENCIA Y CAROLINA OPAZO. ADEMÁS TENEMOS POESÍA VISUAL DE LA MANO DE SERGIO PINTO BRIONES Y VERSOS DE DANIEL ROJAS PACHAS Y ROLANDO GABRIELLI...TODO EN ESTA EDICIÓN COMPLETÍSIMA QUE......ESPERAMOS DISFRUTEN!!!!!!!!!!!!!!!!LA SANTÍSIMA, SIEMPRE DEDICADA A LA LITERATURA NACIONAL..."DANIEL ROJAS PACHAS"ARICA 12/11 /09

Estrenamos el número X de la revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.

Edición de Septiembre

Leer o descargar

Número IX de la revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.

Leer o Descargar

Número VIII de la revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.

Leer o descargar.

Séptima edición de La revista la Santísima Trinidad

LEER o DESCARGAR

Sexta edición de la Revista La Santísima trinidad de las cuatro esquinas.

LEER o DESCARGAR

23-5-2009 10.5.2 1.jpg

Quinta edición de la Revista la Santísima Trinidad de las cuatro esquinas

Leer o descargar

20-4-2009 5.4.12 1.jpg

Cuarta edición de La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas.

Leer o descargar

12-3-2009 10.3.55 1.jpg

Tercera edición de La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas.

Leer o descargar

7-2-2009 23.2.7 1.jpg

Segunda edición de La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas.

Leer o descargar

Estrenamos la primera edición de La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas.

Leer o descargar

Celestino antes del alba (Fragmento)


Celestino antes del alba (Fragmento)


Mi madre acaba de salir corriendo de la casa. Y como una loca iba gritando que se tiraría al pozo. Veo a mi madre en el fondo del pozo. La veo flotar sobre las aguas verdosas y llenas de hojarasca. Y salgo corriendo hacia el patio, donde se encuentra el pozo, con su brocal casi cayéndose, hecho de palos de almácigo.

Corriendo llego y me asomo. Pero, como siempre: solamente estoy yo allá abajo. Yo desde abajo, reflejándome arriba. Yo, que desaparezco con sólo tirarle un escupitajo a las aguas verduscas.

Madre mía, ésta no es la primera vez que me engañas: todos los días dices que te vas a tirar de cabeza al pozo, y nada. Nunca lo haces. Crees que me vas a tener como un loco, dando carreras de la casa al pozo y del pozo a la casa. No. Ya estoy cansado. No te tires si no quieres. Pero tampoco digas que lo vas a hacer si no lo harás.

Lloramos detrás del mayal viejo. Mi madre y yo, lloramos. Las lagartijas son muy grandes en este mayal. ¡Si tú las vieras! Las lagartijas tienen aquí distintas formas. Yo acabo de ver una con dos cabezas. Dos cabezas tiene esa lagartija que se arrastra.
La mayoría de estas lagartijas me conocen y me odian. Yo sé que me odian, y que esperan el día... «¡Cabronas!», les digo, y me seco los ojos. Entonces cojo un palo y las caigo atrás. Pero ellas saben más de la cuenta, y enseguida que me ven dejan de llorar, se meten entre las mayas, y desaparecen. La rabia que a mí me da es que yo sé que ellas me están mirando mientras yo no las puedo ver y las busco sin encontrarlas. A lo mejor se están riendo de mí.

Al fin doy con una. Le descargo el palo, y la trozo en dos. Pero se queda viva, y una mitad sale corriendo y la otra empieza a dar brincos delante de mí, como diciéndome: no creas, verraco, que a mí se me mata tan fácil.

«¡Animal!», me dice mi madre, y me tira una piedra en la cabeza. «¡Deja a las pobres lagartijas que vivan en paz!» Mi cabeza se ha abierto en dos mitades, y una ha salido corriendo. La otra se queda frente a mi madre. Bailando. Bailando. Bailando.



Cinosargo: Cerramos nuestra edición de octubre 2009 con 110 notas


Noticias y notas

COMO COLABORAR EN REVISTA CINOSARGO (leer)

Daniel Rojas Pachas de Cinosargo en Congreso de Sochel 2009 (leer)

Congreso Chile mira a sus poetas Región Arica y Parinacota (leer)

ENCUENTRO NACIONAL DE ESCRITORES Y FERIA DEL LIBRO DE ATACAMA (leer)

TODO UN EXITO LA COLECTIVA 09 !!!!!! (leer)

Estrenamos nuestra edición número nueve de la Santísima Trinidad agosto del 2009 (leer)

RESULTADOS DE LA CONVOCATORIA PARA LA ANTOLOGÍA DE POESÍA 2009 PARA AUTORES PERUANOS, EDICIONES JAGUAR (leer)

Festival Internacional de Teatro y Danza FINTDAZ Arica 2009 (leer)

Congreso Regional de Poesía Chile mira a sus poetas en la prensa local (leer)

CINOSARGO TALLER DE LITERATURA DIÁLOGO Y CREACIÓN (leer)

Programa definitivo CONGRESO REGIONAL DE POESÍA CHILE MIRA A SUS POETAS - ARICA (leer)

Revistas, encuentros y conferencias.

ANTOLOGÍA 2009 EN MARCHA (leer)

Un desierto florido de versos Mañana se inaugura Encuentro Nacional de Escritores en Copiapó. (leer)

II Seminario de Incorporación de las TICS al proceso enseñanza aprendizaje herramientas didácticas (leer)

Cinosargo recomienda revisar revista Literaria El Cuervo Nº 3 (leer)

XIV Encuentro Internacional de Encuentro Internacional de Escritores en Atacama (leer)

Blanca Oscuridad por Elías Gutiérrez Mandiola (leer)

PRESENTACION DE LA YEGUA VIERNES 16 OCTUBRE (leer)

CONGRESO INTERNACIONAL DE POESÍA CHILENA (leer)

III Encuentro de Poesía - Pro Vocaciones y Pre Textos 2009 (leer)

Comunicado de prensa Proyecto A la sombra 2009 (leer)

TAROT DE LA CARRETERA del poeta Manuel Illanes (leer)

MANDALA, primer libro de HUGO YUEN (leer)

José Kozer en Cascahuesos Editores (leer)

La prosperidad reclusa, nuevo libro del escritor Orlando Mazeyra Guillén en Cascahuesos Editores (leer)

JARDÍN DE ARENA DEL POETA ECUATORIANO CRISTÓBAL ZAPATA. (leer)

Encuentro del Libro en Arica Programación Arica 5 al 11 de noviembre (leer)

Daniel Rojas Pachas en el PROGRAMA LITERATURA PERU. CONELIT 2009 (leer)

autores

WITOLD GOMBROWICZ Y MAR DEL PLATA (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y EDGAR ALLAN POE (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y JEAN JACQUES ROUSSEAU (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y KARL MAY (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y OSCAR WILDE (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y BERTRAND RUSSELL (leer)

JUAN CARLOS GÓMEZ GOMBROWICZIDAS (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y JOHANN WOLFGANG VON GOETHE (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y WILLIAM SHAKESPEARE (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y PEDRO CALDERÓN DE LA BARCA (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y BOLESLAW PRUS (leer)

WITOLD GOMBROWICZ, MOISÉS, MIGUEL ÁNGEL Y LOS JUDÍOS (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y WLADYSLAW REYMONT (leer)

WITOLD GOMBROWICZ, NIKOLÁI GÓGOL Y FRANÇOIS RABELAIS (leer)

WITOLD GOMBROWICZ Y SÓCRATES (leer)

WITOLD GOMBROWICZ, CZESLAW MILOSZ Y PAUL VALÉRY (leer)

WITOLD GOMBROWICZ, CÉSAR AIRA Y ROBERTO BOLAÑO (leer)

EL COSTO DE GANAR (leer)

Poemas de Rodolfo Hinostroza (leer)

Ocho segundos de Nicanor Parra (leer)

Manifiesto Como sangrar por la herida (por Juan Luis Castillo, Tirilla) (leer)

Historia de un computador por Alejandro Zambra (leer)

La novela como arte criminal Por Carlos Almonte (leer)

Selección poemas de Rafael Cadenas (leer)

poesía invitados

Walter Mondragón - PARA QUÉ MAS (leer)

Oliver Welden - Las presas son (leer)

CENSACIONES por Gabriel Moyano Cárdenas (leer)

Poemas de Mariela Cordero (leer)

Poemas de Alfredo Miranda. (leer)

Infinito por Teresa Iturriaga Osa (leer)

Poemas de Carolina Opazo Saavedra (leer)

Poema Ajedrez por Hildebrando Pérez. (leer)

Poema Secreto de familia de Blanca Varela. (leer)

BODEGA DE ALMOHADAS (leer)

Comic, arte visual, teatro y pintura

Videos

ANTONIO CHACALÓN es Dios (De César Moro) (leer)

(Luces de Bohemia de Ramón del Valle Inclán) ESCENA SEXTA (leer)

Julio Ramón Ribeyro, entrevista - Presencia Cultural con Ernesto Hermoza (leer)

Ribeyro La palabra elocuente (leer)

narrativa.

Teresa Iturriaga: RELATO La casa azul (leer)

¿Cristal, Pilsen o Cuzqueña? (leer)

La uña. Max Aub (Micro-cuento) (leer)

Los Nogales por Juan Mauricio Muñoz Montejo (leer)

Filosofía y pensamiento.

Umberto Eco de la apertura a la sobreinterpretación (leer)

HABLAN LAS MÁSCARAS (leer)

La burla del tiempo de Mauricio Electorat De la bandera roja a la novela negra (leer)

Ensayos, crónicas y obras de nuestros autores.

Daniel Rojas Pachas

Impresiones en torno a La Colectiva 09 desde Chile. (leer)

José Martínez Fernández

CHILE UN PAÍS USURPADOR (leer)

LA COSA NOSTRA EN LA CULTURA DE LA REGIÓN ARICA-PARINACOTA (leer)

El suceso jamás dicho sobre el crimen de calama (leer)

LA LARGA LUCHA ARGENTINA POR LO SUYO LAS MALVINAS (leer)

RAÚL ISMAN Y EL PERIODISMO CONTESTATARIO LATINOAMERICANO (leer)

Arturo Volantines

ANDA LIBRE EN EL SURCO PREMIO LAGAR (leer)

RAMÓN LUIS ESCUTI ORREGO A LA BANDERA DE LOS ZUAVOS CONSTITUYENTES (leer)

Rodrigo Ramos Bañados

Las soprendentes aventuras del detective Lázaro Araya (1890-1910 en Iquique) (leer)

Cachorro va a la filsa (leer)

La última esperanza (fragmento de la novela El Descuartizado) (leer)

Wilfredo Carrizales

EN LOS TIEMPOS (leer)

EL DESCABEZADO (leer)

DIVERTIMENTOS AD HOC (leer)

Ignacio Cardenal

Rolando Gabrielli

Canta, canta (leer)

Las flores del Nobel (leer)

Martes 13 de sorpresa!!!!! (leer)

La Lolita de Borges (leer)

Mataron por matar (leer)

Víctor Sampayo

Marietta Morales

DEFENSA DE DESCENTRALIZACION POETICA EN ANTOFAGASTA (leer)

Arturo Ruiz

LA CRISIS DE OCCIDENTE IV (Sorprendentes giros de la trama) (leer)

LA CRISIS DE OCCIDENTE V (La razón contraataca) (leer)

LA CRISIS DE OCCIDENTE VI (La Soledad de la Muerte) (leer)

LA CRISIS DE OCCIDENTE VII (La Cuerda Floja) (leer)

LA CRISIS DE OCCIDENTE VIII (El final está cerca) (leer)

LA CRISIS DE OCCIDENTE IX YO (leer)

LA CRISIS DE OCCIDENTE X EL OTRO (El final ha llegado por fin) (leer)

MÁS ALLÁ DE LA CRISIS DE OCCIDENTE (leer)

ENGAÑOS (leer)

NACIONALIZACIÓN DE BIELSA (leer)

Aire Fresco (leer)

Óliver Yuste

Invitados

Amanda Espejo

Cuento de Amanda Espejo Mi propia poesía (leer)

Carlos Henrickson

En torno a La Derrota del Paisaje, de Antonio Rioseco Aragón (leer)

Ursula Starke

Carlos Marchant

Luis Cermeño

Ana Montrosis

RERIPI

La Casa Chile (leer)

Recuerdos de la Pampa Angeolina Fardella Tapia (leer)

Ulises Varsovia

Tus náufragos, Chile (Selección 2) (1993) (leer)

Ximena Troncoso

LA RESURRECCIÓN DEL ASFALTO CON UN POCO DE SABOR A MÚSICA. (leer)


EDICIONES ANTERIORES

EDICIÓN DE MAYO 50 NOTAS: (leer)

EDICIÓN DE JUNIO 192 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE JULIO 285 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE AGOSTO 269 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE SEPT. 250 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE OCTUBRE 173 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE NOVIEMB. 160 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE DIC. 217 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE ENERO 09 - 260 NOTAS (leer)

EDICIÓN FEBRERO 09-215 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE MARZO 09 -219 NOTAS (leer)

EDICIÖN DE ABRIL 09 -207 NOTAS (leer)

EDICIÖN DE MAYO 09 -180 NOTAS (leer)

EDICIÖN DE JUNIO 09 -180 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE JULIO 09 - 177 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE AGOSTO 09 -151 NOTAS (leer)

EDICIÓN DE SEPTIEMBRE 09 -124 NOTAS (leer)


Página 1 de 1. Total : 12 Artículos.