Abril, 2010

Artículo de Daniel Rojas Pachas sobre Una forma de huella en la arena en la Calle Passy



Luis Andrés Figueroa Cortés es un poeta nacido en San Felipe, Chile, 1960. Autor de Velas en el Agua (1992), Los secretos (1996) y Faros (2004). Ha publicado también Al sur del espejo (Saint Louis, 2000) y las crónicas de viaje Al país de Poe (2003). En 2007 aparece Café de invierno, libro de conversaciones con el poeta Ennio Moltedo.


Ahora, Daniel Rojas Pachas, director de la revista de literatura Cinosargo, nos habla de Una forma de huella en la arena Ediciones Antítesis Valparaíso-Cuadernos de poesía, 2008 ), última producción de Luis Figueroa, bajo los códigos de la tortura, la represión y la posibilidad incierta de escapar a dicho "estado de sitio". Continúa leyendo el artículo de Rojas Pachas.



Una forma de huella en la arena: Nostalgia y violencia en la poesía de Luis Andrés Figueroa



Engordar en el puesto o larga vida al rey [escrito por Daniel Rojas Pachas]

FatElvis.jpg


Engordar en el puesto o larga vida al rey



Hail to the king baby!!!!

Ash(Evil Dead).


Autor: Daniel Rojas Pachas


La imagen de Elvis en sus últimos días, obeso, sudoroso y cantando a veteranas en algún casino de Las Vegas, es la alegoría perfecta a la hora de pensar en todos esos funcionarios públicos, dirigentes de instituciones, académicos y en general a todo aquel que detentando un título o cargo de importancia, no necesariamente de rey del rock, pero si uno determinante para la realización de fines superiores a su propia grasa corporal y autosatisfacción, me lleva a reflexionar. Cuántas veces uno se ha topado con personajes que en sus inicios tuvieron un empuje e idealismo a prueba de balas, vocación de servicio, ingenio y creatividad para terminar de pronto operando bajo prácticas mecánicas que tienden a lo cómodo y al peor de los estancamientos, devorados por el sistema. También están aquellos que vegetan de modo vitalicio en una posición que no merecen o que han alcanzado por la gracia divina de la coima o el pituto, realizando tareas que simplemente desconocen o poco les importa, llegando a límites que rayan en la vulgaridad.


Un ejemplo patético se da en el arte pues se tiende a creer que un administrador o ingeniero comercial al uso podrá coordinar con inteligencia disciplinas que implican lecturas de la realidad diversas, sin lugar a duda estéticas y con estrategias que se alejan de un cronograma o planilla. Con esto no quiero disminuir la labor de estos profesionales y señalar que en lo referido a cultura y gestión, los directores deben ser los mismos artistas, pues es claro que los mejores jugadores no siempre serán grandes técnicos de su propia disciplina y viceversa, sin embargo, se espera un equilibrio y en el caso más alejado del ideal, si se trata de un neófito, que este sea al menos capaz de admitir que no domina el área y en esa medida ojalá esté dispuesto a aprender, pase el balón y arme un equipo que pueda coordinar pero por nada del mundo, se desea que asuma el rol de patrón de fundo y pase a supervigilar todos los detalles y peor aún, a entorpecer las prácticas libres condicionando la experiencia, criterio y visión de quienes han consagrado su vida a una pulsión extrema hacia el arte.


Lo desastroso de esto, es que estamos ante un comportamiento más común de lo que se espera pues hay un prejuicio hacia los creadores en la medida que se piensa son todos muy emocionales, volados, hippies, bohemios o demasiado difíciles de controlar y lo peor de todo, flojos que crean fantasías innecesarias dentro de una sociedad que ha puesto precio y parámetros a su noción de cultura y desarrollo de la misma.


Dibujo.JPG

click aquí o en la imagen para agrandar. (Fuente: Maddox )



Por eso, dentro de esta lectura, me gustaría además detenerme en lo que señala Carlos Labbé al decir que “mucho escritor flojo en Chile se esconde en la entretención”. Ante las declaraciones pienso: Esto de engordar y creerse de modo mediocre el cuento, una frase con la que todos hemos crecido de alguna manera “creerse el cuento” pero con una miseria terrible, tal es el caso de los escritores que caen en el vicio de volverse plastas y tornar su escritura una fórmula. Se creyeron demasiado el cuento y uno triste abalado por razones extraliterarias como la aprobación social, los flashes, las notas en grandes diarios que no son más que grandes empresas, cargos públicos, consulados flamantes, invitaciones a cocktails y todo tipo de aplauso y masturbación gratuita lo que abiertamente atenta contra la creatividad, experimentación y la libertad del proceso escritural haciendo del otrora escritor un mero nombre, una figura y marioneta escribiente que transa su valor bajo las reglas del mercado, como diría Kristeva sobre el signo al considerar su función como fetiche mercantil o token de cambio, similar a la moneda comercial. Representante reificado de una práctica que reduce el proceso creativo y su espíritu a meras ecuaciones simbólicas. Lo que está vivo termina siendo tratado como una cosa inerte, como un objeto o abstracción simbólica, como una transacción operativa del sentido, por ende se pone un precio o un valor de mercado a las voces. Como explica Husserl, “el símbolo existe efectivamente en el momento en que se introduce algo más que vida” Es posible que la reificación sea el corolario inevitable, o un subproducto, de la simbolización misma. En todas las estructuras de dominación parece haber fundamentos reificados. Calendarios y relojes formalizan e incluso reifican el tiempo, el cual fue, probablemente, la primera reificación de todas.


Esto nos lleva a pensar en un escribiente mercenario al servicio de la necesidad de un sistema o partido de turno, siendo el niño símbolo del país y el amuleto que toda comunidad al tenerlo y gozarlo, pondera como la norma de prestigio o como la realización por excelencia de la cultura y que tan sólo se prefiere como receta, por anodina y digerible.


En conclusión y volviendo a la metáfora inicial de Elvis Presley puedo agregar en torno a los que se encuentran en tal posición, estancados, entendiendo que todo lo que se empoza se pudre; cómo su posición permite observar con lastima tanto a aquellos que perdieron el empuje y amor por su arte o peor, nunca lo tuvieron, sin tener la nobleza y la vergüenza para deponer el cargo y colgar las zapatillas en lugar de engordar bajo el título de “rey” al punto insostenible en que las turgentes carnes los devoraron en escena.


Estos personajes inmersos en la fantasía del indiferente pueden seguir soñando y creer que los lectores y usuarios son tarados desinformados, sin criterio, fáciles de manipular y vulnerables y en esa medida afirmar solazados que el rey del rock pasó a mejor vida en la ducha leyendo Hamlet cuando todos sabemos que murió defecando con una copia de playboy… Larga vida al rey!!!!!!!!!!!!!!!!!



Actividades del día del libro en Arica gestionados por el Consejo de Cultura y Cinosargo

20-4-2010_9.4.40_1.jpg


Actividades del día del libro en Arica gestionados por el Consejo de Cultura y Cinosargo


Click en la imagen para agrandar.



Fuente: La estrella de Arica.


LAS NUEVAS DICTADURAS SERÁN MÁS MEDIÁTICAS QUE POLÍTICAS

silvio_berlusconi.jpg


LAS NUEVAS DICTADURAS SERÁN MÁS MEDIÁTICAS QUE POLÍTICAS

Umberto Eco


Recientemente celebré mi cumpleaños, y con mis allegados, que habían acudido a felicitarme, volví a evocar el día de mi nacimiento. Si bien estoy dotado de excelente memoria, aquel momento no lo recuerdo, pero he podido reconstruirlo a través del relato que de él me hicieron mis padres. Al parecer, cuando el ginecólogo me extrajo del vientre de mi madre, una vez hechas todas las cosas que requieren tales casos, y presentándole el admirable resultado de sus contracciones, exclamó: "¡Mire qué ojos, parece el Duce!". Mi familia no era fascista, al igual que no era antifascista -como la mayor parte de la pequeña burguesía italiana, tomaba la dictadura como un hecho meteorológico: si llueve, se toma el paraguas-, pero para un padre y para una madre, oír decir que el recién nacido tenía los ojos del Duce suponía indudablemente una bonita emoción.

Ahora, cuando los años me han hecho más escéptico, me inclino a pensar que aquel buen ginecólogo decía lo mismo a cualquier madre y a cualquier padre -y mirándome al espejo, me descubro más bien parecido a un grizzly que al Duce, pero eso poco importa-. Mis padres fueron felices al saber mi semejanza con el Duce.

Me pregunto qué podría decir un ginecólogo adulador de hoy a una puérpera. ¿Que el producto de su gestación se parece a Berlusconi? La sumiría en un preocupante estado depresivo.

Cada época tiene sus mitos. La época en la que nací tenía como mito al Hombre de Estado; esta en la que se nace hoy tiene como mito al Hombre de Televisión. Con la consabida ceguera de la cultura de izquierdas, la afirmación de Berlusconi de que los periódicos no los lee nadie mientras que todos ven la televisión se ha entendido como una más de sus metidas de pata. No lo era, era un acto de arrogancia, pero no una estupidez. Reuniendo todas las tiradas de los periódicos italianos se alcanza una cifra bastante risible si se la compara con la de quienes sólo ven la televisión. Calculando, además, que sólo una parte de la prensa italiana mantiene aún una actitud crítica ante el gobierno actual, y que toda la televisión, la RAI más Mediaset, se ha convertido en la voz del poder, no cabe duda de que Berlusconi tiene toda la razón: el problema es controlar la televisión, y que los periódicos digan lo que les venga en gana.

He arrancado de estas premisas para sugerir que, en nuestro tiempo, si dictadura ha de haber, será una dictadura mediática y no política. Hace casi cincuenta años que se viene diciendo que en el mundo contemporáneo, salvo algunos remotos países del Tercer Mundo, para dar un golpe de Estado ha dejado de ser necesario formar los tanques, basta con ocupar las estaciones radiotelevisivas (el último en no haberse enterado es Bush, líder tercermundista que ha llegado por error a gobernar un país con un alto grado de desarrollo). Ahora el teorema ha quedado demostrado.

Por lo tanto, es una equivocación decir que no puede hablarse de "régimen" berlusconiano, puesto que la palabra "régimen" evoca el régimen fascista, y el régimen en el que vivimos carece de las características de las dos décadas de dominio mussoliniano. Un régimen es una forma de gobierno no necesariamente fascista. El fascismo obligaba a los chicos (y a los adultos) a ponerse un uniforme, acabó con la libertad de prensa y enviaba a los disidentes al confinamiento. El régimen mediático de Berlusconi no es tan anticuado. Sabe que el consenso se logra controlando los medios de información más difundidos. Por lo demás, no cuesta nada permitir que disientan muchos periódicos (hasta que no puedan ser adquiridos).

La diferencia entre un régimen "al estilo fascista" y un régimen mediático es que en un régimen al estilo fascista la gente sabía que los periódicos y la radio no comunicaban más que circulares oficiales, y que no podía escucharse Radio Londres, bajo pena de cárcel. En un régimen mediático donde, pongamos, sólo el diez por ciento de la población tiene acceso a la prensa de oposición y el resto recibe las noticias a través de una televisión bajo control, si por un lado está extendido el convencimiento de que se acepta el disenso ("hay periódicos que hablan contra el gobierno, prueba de ello es que Berlusconi se queja siempre al respecto, por lo tanto existe libertad"), por otro el efecto de realismo de la noticia televisiva hace que se sepa y se crea sólo aquello que dice la televisión.

La apariencia de decirlo todo

Una televisión controlada por el poder no debe necesariamente censurar las noticias. Naturalmente, por parte de los esclavos del poder no faltan tampoco tentativas de censura, como una muy reciente por la que se juzgó inadmisible que en un programa televisivo se pudiera hablar mal del jefe del gobierno (olvidando que en un régimen democrático se puede y se debe hablar mal del jefe del gobierno; en caso contrario, nos hallamos en un régimen dictatorial). Pero se trata sólo de los casos más visibles. El problema es que se puede instaurar un régimen mediático en positivo, con la apariencia de decirlo todo. Basta saber cómo decirlo.

Si ninguna televisión dijera lo que piensa Fassino [N. de la R.: líder de la oposición] acerca de la ley tal de cual, entre los espectadores nacería la sospecha de que la televisión oculta algo, porque se sabe que en alguna parte hay una oposición.

La televisión de un régimen mediático usa en cambio ese artificio retórico que se llama "concesión". Pongamos un ejemplo. Acerca de la conveniencia de tener un perro hay aproximadamente cincuenta razones a favor y cincuenta en contra. Las razones a favor son que el perro es el mejor amigo del hombre, que puede ladrar si entran ladrones, que es adorado por los niños. Las razones en contra son que hay que sacarlo cada día para que haga sus necesidades, que nos cuesta dinero en alimentos y veterinario, que es difícil llevárselo de viaje y otras cosas.

Admitiendo que queremos hablar a favor de los perros, el artificio de la concesión podría ser así: "Es cierto que los perros cuestan, que representan una esclavitud, que no se los puede llevar de viaje, pero es necesario recordar que son una estupenda compañía, que los niños los adoran, que se muestran vigilantes contra los ladrones". Contra los perros podría concederse que son una compañía deliciosa, adorados por los niños, que nos defienden de los ladrones, pero a continuación seguiría la argumentación opuesta: que son una esclavitud, una fuente de gastos, un engorro para los viajes.

La televisión actúa de esta forma. Si se discute una ley, se enuncia ésta en primer lugar, después se da la palabra de inmediato a la oposición, con todas sus argumentaciones. A continuación aparecen los partidarios del gobierno que objetan las objeciones. El resultado persuasivo se da por descontado: tiene razón quien habla el último. Si se siguen con atención todos los noticieros, podrá verse que la estrategia es ésa: en ningún caso tras la enunciación del proyecto aparecen primero los partidarios del gobierno y después las objeciones de la oposición. Siempre ocurre lo contrario.

A un régimen mediático no le hace falta meter en la cárcel a sus opositores. Los reduce al silencio, más que con la censura, dejando oír sus razones en primer lugar. ¿Cómo se reacciona, pues, ante un régimen mediático, ya que para reaccionar sería necesario tener ese acceso a los medios de información que el régimen mediático controla?

Hasta que la oposición, en Italia, no sepa hallar una solución a este problema y continúe recreándose en diferencias internas Berlusconi será el vencedor, nos guste o no.


CINOSARGO: PRIMER ENCUENTRO DE CONVERSACIÓN EN TORNO AL LIBRO E.C.E.L. 2010

AFICHE.jpg


CLICK EN LA IMAGEN PARA AGRANDAR


PRIMER ENCUENTRO DE CONVERSACIÓN EN TORNO AL LIBRO E.C.E.L. 2010


PROGRAMA DE LA ACTIVIDAD CON MOTIVO DEL DÍA DEL LIBRO.


FECHA: SÁBADO 24 DE ABRIL DE 2010

LUGAR: UNIVERSIDADSANTO TOMÁS SEDE DE 18 DE SEPTIEMBRE


HORA INICIO: 09:00 HORAS

HORA TÉRMINO: 19:30 HORAS


ORGANIZAN: CONSEJO REGIONAL DE LA CULTURA Y LAS ARTES – ARICA Y PARINACOTA.

REVISTA Y EDICIONES CINOSARGO.


GRUPO LITERARIO MÁS ALLÁ DE LAS LETRAS.

APOYA:


UNIVERSIDAD SANTO TOMÁS

RESPONSABLES:


DANIEL ROJAS PACHAS (Director Revista electrónica Cinosargo)


EDUARDO A. IGNACIO OPAZO (Director Grupo Literario M.A.L.)


leer o descargar desde scribd.

Fotos de lectura con Javier Norambuena en Arica




http://bligoo.com/media/users/0/49205/images/public/9531/DIALOGOS-p_gina1.jpg

Revista Vomitiva y el entramado de percepciones

02_28_0.JPEG


“Vomitiva eskritura” revista de literatura y artes visuales en formato papel con ejemplares numerados, quinta edición – marzo del 2010, es un proyecto autogestionado que nace en La Serena gracias a la labor creativa de Dennis Ray Páez, Rachyl Lamicq y César Astudillo.


Como diseño Vomitiva nos presenta un bricolage y entramado de textos e imágenes que interactúan y dialogan potenciando su uni(pluri)versidad significativa al entrar en contacto con otros géneros, voces y propuestas estéticas.


La actitud de quiebre e innovación de Vomitiva anida no sólo en el contenido de cada artículo, narración o poema sino también en su formato que privilegia modos de recepción dinámicos y flexibles que dinamitan la pasividad del discurso escrito y la pulcritud de la hoja poniendo en marcha mecanismos de resemiotización de la palabra y la realidad debido al soporte que el código lingüístico y su significado experimentan ampliando o en el mejor de los casos diversificando su connotación gracias a la irrupción del boceto, collage y tratamiento de la página bajo el uso de texturas y decoloraciones.


En definitiva la estructura móvil de Vomitiva entrega a quien recibe el ejemplar tal como señala su editorial: “ El deseo capaz de quebrantar la barrera del tiempo y el espacio posibilitando la apropiación y habitación de la página. Sino acaso también la mismísima vida”.


Esta noción de los impulsores de la revista podemos pensarla ponderando el cruce de discursos y la polifonía en que transitamos lo que en términos de García Canclini nos lleva a definir cultura como: “un proceso de ensamblado multinacional, una articulación flexible de partes, un montaje de rasgos que cualquier ciudadano de cualquier país, religión o ideología puede leer y usar”. (Consumidores y Ciudadanos, Grijalbo 1995)


En cuanto a los autores que participan y hacen posible este ejemplar, encontramos líneas múltiples de exploración que provienen e incursionan desde distintas latitudes y modalidades textuales de la contemporaneidad.



http://bligoo.com/media/users/0/49205/images/public/9531/Perdido_en_letras.jpg


En poesía se presenta la obra de Carolina Pizarro, Denn Ray Páez, Susana Moya y Carol Vega. La narrativa por su parte, presenta un fragmento de la novela inédita de Eugenia Brito “Arco de Transición” y relatos breves de Jorge Etcheverry y Cristián Pérez.


En ensayo Daniel Rojas Pachas entrega el artículo “todo cae por su propio peso” y los collages en portada están a cargo de Héctor Hernández Montecinos y las ilustraciones interiores son creación de Mila.


latir_ajeno.JPG


Sin duda la revista da un paso al frente postulando una estética de recepción estimulante y atrevida por ello podemos decir del proyecto “Vomitiva eskritura” que en su ir y devenir da forma a la difusión y deforma el modo de percibir las escrituras del hoy y del mañana.


Autor: Daniel Rojas Pachas



Artículo de Daniel Rojas Pachas sobre El árbol de los libres en Revista Remolinos 43

Añadir imagen
Saludos, estimados lectores de la Revista digital de creación literaria Remolinos (ISSN: 1997-3489). Le informamos que acabamos de editar el número 43 de nuestra revista correspondiente a los meses de Abril - Mayo de 2010, la cual contiene la más selecta expresión literaria y cultural de autores de diferentes partes del mundo.

Descargar

Versión online

Estrenamos nuestra edición de marzo del 2010 de Revista Cinosargo - Número XXII

3-4-2010_15.4.29_1.jpg


Estrenamos nuestra edición de marzo del 2010 de Revista Cinosargo - Número XXII


LEER O DESCARGAR.


AUTORES PRESENTES EN ESTA EDICIÓN.


DANIEL ROJAS PACHAS / JOSÉ MARTÍNEZ FERNÁNDEZ / ARTURO RUIZ / WILFREDO CARRIZALES / JUAN CARLOS GÓMEZ / TERESA ITURRIAGA / RODRIGO RAMOS BAÑADOS / DENNIS PÁEZ / BEATRIZ GARCÍA HUIDOBRO / FREDDY TORRES OVIEDO / JOSÉ GARÉS CRESPO / AMANDA ESPEJO / JUAN CARLOS GARCÍA ARAYA / PABLO ROMERO GARCÍA


EDITORIAL.


Estrenamos el número XXII de la revista Cinosargo. Está edición trae una gran cantidad de artículos y anticipa un importante proyecto de traducciones pronto a ser publicado por Ediciones Cinosargo. Este nuevo título incluirá el trabajo exclusivo de redactores de nuestra revista abocados a la delicada tarea de dialogar y traspasar textos de colegas literatos a otras lenguas. Como anticipo, la revista de marzo, que esperamos disfruten de principio a fin, posee una completa selección bilingüe de poesía inglesa de trincheras realizada por Juan Carlos García Araya. En este número además encontrarán notas de José Martínez Fernández, Rodrigo Ramos Bañados y Amanda Espejo alusivos a la tragedia sísmica que ha azotado a Chile, entregamos novedades de Arturo Ruiz que acaba de presentar su libro "Los Pájaros Negros" a través de Ril editores e incluimos dos breves reflexiones, una sobre la oposición y la otra acerca de la deconstrucción cultural a cargo de quien suscribe (Daniel Rojas Pachas). En el área creativa Wilfredo Carrizales presenta tres breves relatos y la crítica e interpretación se hace presente gracias a la pluma de Dennis Páez que revisa a Artaud, "Direccción Brooklyn" de Hilario Barrero fluye para ustedes desde la mirada de José Garés Crespo y Juan Carlos Gómez se detiene en la obra "Traiciones de la memoria" de Héctor Abad Faciolince publicada por Alfaguara. No podemos olvidar la siempre grata contribución de Teresa Iturriaga con la crítica de arte, en esta ocasión centrada en el trabajo del pintor José Luis Vega y damos la bienvenida a Pablo Romero que retoma en la línea de crítica social y política de nuestro espacio, el conflicto de Cuba. Eso y mucho más dedicado a nuestros queridos lectores.


Cinosargo tiene la palabra...

Daniel Rojas Pachas

Director de Revista Cinosargo

02/04/10


Artículo de Daniel Rojas Pachas en Letras S5 sobre la antología Poetas en Dictadura de Mayo Muñoz

2-4-2010_22.4.51_1.jpg


Estrenamos el número 16 de la revista La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas.

2-4-2010_6.4.57_1.jpg


Estrenamos el número 16 de la revista La Santísima Trinidad de las cuatro esquinas. Edición de marzo del 2010


Leer o descargar.


Página 1 de 1. Total : 11 Artículos.